lunes, 28 de enero de 2013

Noche de luna llena (poesía taurina)



Noche de luna llena
cuando el hambre
retuerce al hombre
y un quejido llora la pena.

Porvenir de sangre y albero,
de cañadas polvorientas
de garganta sedienta
de miseria y desconsuelo.

Sonidos en campo abierto,
destellos de noche estrellada
cercas atravesadas,
fuego que abrasa el pecho.

Remolino que el aire sostiene
manos hacia el suelo tendidas
cintura en escorzo casi partida
sentimiento que va y viene.

Por testigos, olivos, encinas
y una luz plateada
que alumbra la alambrada
y dos puñales de punta fina.

Y en la soledad del paraje
allí, donde solo hay tierra yerma,
allí pelea la fiera
contra un hombre y su coraje.

Pases en redondos y por naturales,
pies juntos, talle erguido
el de pecho de corrido
mientras la luna canta por soleares.

Ni ganador ni vencido
el animal marcha orgulloso
el torero salta la valla sudoroso
nadie resultó herido.

Otra vez el hambre al pensamiento,
otra vez la taleguilla a la espalda,
la ropa raída, la soledad que abrasa,
otra vez el camino polvoriento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario